08 diciembre 2006

LOS CUERVOS Y APOLO

¿Sabes? Antes, cuando los dioses estaban entre los humanos, allí en los confines del Principio, los cuervos eran blancos.
Pero, verás, Apolo mandó a varios cuervos, ¾eran, y son, mensajeros de los dioses¾ a por agua a las fuentes de los jardines de las Hespérides. Al lado de los riachuelos que formaban crecían las más hermosas higueras de todos los fantásticos mundos creados y no creados. Los frutos, maduros, estaban a punto de caer del árbol. No pudieron vencer la tentación, y tras revolotear al compás de una música que solo ellos conocen, comieron y bailaron hasta muy tarde. Cuando regresaron con agua para Apolo, ya no lo encontraron. Los castigó. Desde entonces el color negro es su plumaje.
Así que el fruto de la higuera es sospecho de traición al mandato de los dioses.
¡Ah! También los cuervos llevan desde entonces, el alma de los ajusticiados al otro mundo.
Atho
Publicar un comentario