10 septiembre 2009

TITILAR



La llama de la lámpara agoniza.
Los rostros cercanos.
Y los labios.
Silencio religioso.
He estado esperando.
Mas…
Solo olor a lluvia.
Publicar un comentario