24 junio 2006

DIVAGAR



¿Es honesto simular que se ama cuando no se está enamorado, besos y caricias, que no son sinceras, solo por caridad?
¿No es el amor en calma como el silencio de la muerte? El culto al amor, como todos los cultos, exige sacrificios.
Voy a inventar una aventura amorosa: Yo, sembraba besos sobre su cuerpo, con ternura y pasión, en la certeza de que no se borrarían a pesar de la amenaza de separación. Su cuerpo se petrificaba, se quedaba sin memoria.
¡Mira! -le dije- Me faltan muchas rayas en mis manos. Si tu te vas, ¿quién las tomará con tantos surcos?
ATHO
Publicar un comentario