05 abril 2010

ELLA Y ÉL-diálogo puro-



--Tiempo... ¿Qué es el tiempo? Sueños... ¿Qué son los sueños? Amor... ¿Qué es el amor? Preguntas que vuelan por los cielos y los infiernos de mi alma. Busco respuestas, como el bebé busca el pecho de la madre.

--¿Estás triste?

--No. Es un sentimiento nuevo, no de alegría, no de tristeza... es indefinido...

--¿Pretérito indefinido o futuro indefinido?

--Pretérito indefinido...

--¡Olvídate! Los pájaros heridos, como los sentimientos, van a morir entre las olas de un mar azul pálido.

--Será como la pequeña muerte que da lugar a otra vida, a otro azul intenso.

--…el cual nos guarda el calor de todas las noches de amor.

--Noches vividas...

--¿Vividas?

--... sentidas... percibidas en la lenitiva noche.

--No existe la noche, solo ojos enrojecidos, solo la tristeza de tu sonrisa...

--Sonrisa que vive... pero se difumina... lejos…

-- ... mientras piensas en aquel que tú quisiste antes de conocernos.

--... y que duerme en sueños infinitos... sueños... sueños.

--Niña, tú inquietas... me inquietas.

--¿Yo?

--Tus sueños se mezclan con este aire enrarecido. ¿Qué sentimiento despierta tu inquietud?

--Los cuervos regresan de donde nunca deberían de haber salido. Me dominan mientras el reloj canta por las noches vestido de vidrio.

--Tal vez. Los sueños nunca deberían salir de donde están.

--Pero... ¿Qué son los sueños? ¿De dónde vienen?

--¡Qué importa! Lo importante es soñar.

--¡Sí importa! Quiero ir a su lugar de nacimiento.

--No se puede ir allí.

--Sí. Es mi sueño, mi sueño es ir allí...

--Son ellos los que tienen que venir a nosotros,

--... acariciarlos... mirarlos como la madre mira a su niño al nacer.

--Si tú “veux atteindre le bonheur, prends le temps, du plus fugitif plaisir”, decía el poeta.

--¿?

--Si quieres alcanzar la dicha, toma el tiempo del más fugitivo placer.

--¡Hermoso! ... Pero ¿qué es el tiempo? ¿Qué el amor? ¿Qué los sueños?

--¡Qué más da! Yo no lo sé... Dame un beso y olvida tu último amor.
Publicar un comentario